fecha actual
Scattered Clouds

19.21°C

Quinto

Aprende a cuidarte: Aumenta tus defensas frente al COVID-19

Si alguien nos cuenta hace un año que íbamos a sufrir una pandemia mundial, que nos encerraría en casa más de dos meses y que cambiaría todo nuestro entorno, nuestra manera de consumir, de relacionarnos… en definitiva, de VIVIR, no nos lo hubiéramos creído. Todos clamamos por esa vacuna que nos quite esta nueva normalidad y nos haga regresar a los abrazos, los besos, las bodas, los reencuentros… pero mientras tanto debemos poner todo nuestro esfuerzo en mantener nuestro sistema inmune lo más fuerte posible, para que si el virus decide hacernos una visita, sea lo más fugaz posible.

Así que desde Curasana os vamos a hacer una serie de recomendaciones para que estéis más sanos que una manzana.

El sistema inmunitario es una compleja red que incluye órganos, tejidos, células especializadas y proteínas que trabajan en conjunto para protegernos de organismos infecciosos, evitando su entrada en nuestro cuerpo y, si estos consiguen entrar, produciendo proteínas especializadas y glóbulos blancos que trabajan en conjunto para evitar que dañen nuestra salud. Por eso es tan importante mantener y fortalecer nuestro sistema inmunitario.

• Llevar una alimentación saludable es fundamental: consumir alimentos y no productos procesados y elaborados: cuanto más real comamos y menos elaborados metamos en nuestra dieta, mejor. Consume verduras y frutas de temporada y locales, aumenta la ingesta de pescado azul y frutos secos, aliña con un buen aceite de oliva, dale al aguacate y come menos carnes y embutidos procesados. Y olvídate de todo aquello que en su lista de ingredientes lleve más de tres cosas que no sepas lo que son. Una buena dieta es lo más eficaz para mantenernos sanos.

• Cuida el estrés y duerme más: El sueño es otro refuerzo natural del sistema inmunológico. El sistema inmunológico es como tu ordenador: necesita momentos de descanso para no recalentarse. Cuando estás privado de sueño el cuerpo produce hormonas de estrés, como el cortisol, para mantenerse despierto y alerta. Un exceso de cortisol en sangre hará que tu sistema inmune se deprima y trabaje peor. Plantas como la valeriana, la amapola de california, el lúpulo o suplementos a base de triptófano pueden ayudarte con el insomnio. La asawhanda o la rodiola ayudan con el estrés.

• Mantente activo: Hacer ejercicio es una manera poderosa de estimular el sistema inmunológico. El ejercicio hace que los anticuerpos y los glóbulos blancos del cuerpo circulen con mayor rapidez, lo que significa que pueden detectar y concentrarse en los virus más rápidamente. Mantenerse activo de esta manera también disminuye las hormonas del estrés, lo que reduce las posibilidades de enfermar.

• Toma alimentos probioticos: tener una flora intestinal debilitada puede hacer que nuestra respuesta inmune sea deficitaria. Alimentos como el kéfir, el chucrut, el kimchi, el tamari o los sencillos encurtidos son un buen aporte de alimentos probióticos. Si padeces de inflamación en el vientre, gases, dolor de estómago, digestiones deficitarias, acude a tu profesional de confianza. Tal vez haya que revisar cómo andan las bacterias que cohabitan contigo en tu intestino.

• Ayuda a tu sistema inmune con plantas y hongos: la equinácea, el astrágalo, el jengibre, el ajo, la cebolla, el puerro, la cúrcuma, el sauco, el orégano, la uña de gato… ayudan a nuestro sistema inmune a estar más preparado ante las enfermedades. Hongos como el cordiceps, el reishi o la melena de león son grandes desconocidos pero ayudan y mucho a nuestras defensas.

• Vitaminas y minerales para subir las defensas: El hierro es esencial en la elaboración de las hormonas y los tejidos conectivos. Los alimentos que contienen más hierro son las lentejas, las espinacas, las frambuesas, la levadura de cerveza, los pistachos, los cereales como el mijo y el alga espirulina. El zinc es un componente que ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden el cuerpo. Se halla en las ostras, las almejas, las carnes rojas, las avellanas y las almendras, el pollo y el pavo, el queso y los copos de avena. Las vitaminas B: forman un grupo de 8 vitaminas relacionadas con el metabolismo celular. Estas vitaminas se encuentran sobre todo en los cereales integrales, el arroz, la avena, el germen de trigo o en el pilar de la dieta mediterránea, las legumbres. La vitamina C: mejora la absorción del hierro y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario. Los alimentos que contienen más vitamina C son: cítricos, pimientos crudos, kiwi y frutos rojos.

Así que toca estar más saludables que nunca para poder esperar con ansia los abrazos y los besos que la pandemia nos está robando. Aprovecho para desear que estéis todos muy bien y deciros que todo llega y todo pasa. Todos juntos podremos parar a este dichoso virus.

Pilar Jardiel

Fisioterapeuta colegiada nº 433.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

¿Quiénes somos?

976 179 230

Avda Constitucion, 16
50770 Quinto
Zaragoza (España)

Image

Municipal

Comarca

Instagram