fecha actual
Broken Clouds

10.15°C

Quinto

Soro estima que este año se ejecutarán dos tercios de la obra del viaducto

En su visita a las obras de la travesía de Gelsa, el pasado 12 de noviembre, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luís Soro, se mostró optimista con el ritmo que llevan las obras del viaducto de la A-221, cuya finalización está prevista para mediados del mes de febrero.  Así, aseguró, que, a pesar de que se trata de una actuación “muy complicada técnicamente”, las obras están yendo en plazo.

“La previsión es que en este año se ejecuten las dos terceras partes y se cumplan los plazos, porque no están surgiendo por el momento más problemas que los habituales, teniendo en cuenta la complejidad de la actuación”, explicó el consejero, que aseguró también que la empresa adjudicataria (una UTE formada por las empresas PAPSA y José Antonio Romero Polo) está “volcada en ello”. “Todos somos muy conscientes de la afección que el corte del viaducto provoca a los vecinos y a la economía de la zona; por eso es fundamental que se cumplan las previsiones y sabemos que la empresa se está esforzando al máximo para que así sea”.

Tanto la contrata como la dirección de la obra ratifican las palabras del consejero e informan de que se están reforzando y ampliando los pilares que sostienen el puente, donde anclarán los nuevos soportes (cerchas) de acero para repartir el peso que ahora soportan las vigas de hormigón y que están en mal estado. También se está ejecutando una actuación no contemplada inicialmente, que ha consistido en colocar unas zapatas temporales bajo la plataforma que permiten que las máquinas puedan trabajar también sobre el puente y hacer de forma simultánea los trabajos de reparación de la parte de abajo y los de la calzada.

El hecho de que el servicio ferroviario de la línea Zaragoza-Caspe-Barcelona se mantenga activo supone una dificultada añadida, ya que hay trabajos que solo pueden ser realizados durante las horas en las que no hay circulación ferroviaria, que es cuando ADIF permite trabajar en las zonas más próximas a la vía. “Las obras de puentes son siempre mucho más complicadas que las de carreteras, porque, obviamente, se hace un proyecto previo, pero después, cuando se empieza a ejecutar la obra, es cuando de verdad se comprueba el estado de la infraestructura y hay que adaptar mucho las obras y el proyecto. Por eso me da mucha tranquilidad que la actuación esté en manos de empresas de gran solvencia y contrastada experiencia, porque en actuaciones así es fundamental saberse adaptar a la realidad que uno se va encontrando”, añadió el consejero.

¿Quiénes somos?

976 179 230

Avda Constitucion, 16
50770 Quinto
Zaragoza (España)

Image

Municipal

Comarca

Instagram