fecha actual
Clear Sky

9.42°C

Quinto

¿Brindamos estas navidades?

¡Ya huele a Navidad!! Y con ella vienen las cenas de empresa, las comidas con los compañeros y compañeras del trabajo, las reuniones familiares, las quedadas con los amigos y amigas... En España, esto de celebrar y de irnos de fiesta lo tenemos culturalmente asociado al consumo de alcohol...: brindaremos con cava y acompañaremos nuestras comidas y cenas de Navidad con alguna que otra copa de vino -todas sus variedades sobre la mesa: tinto, rosado, blanco-, el postre con algún licor o chupito de hierbas para ayudar a hacer la digestión... y para los que decidan seguir con la fiesta, la mezcla de diferentes tipos de alcohol y la cantidad desorbitada de estos, está asegurada.

Pero, llegados a este punto, tenemos que ponernos serios: Cualquier consumo de alcohol conlleva un riesgo, es decir, no existe el riesgo cero.

-El consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad, siendo la población diana la comprendida entre los 15-49 años.

-Contribuye al desarrollo de más de 200 problemas de salud y lesiones, incluyendo enfermedades cardiovasculares, hepáticas, neuropsiquiátricas y enfermedades transmisibles entre otras, también se relaciona con ciertos tipos de cáncer: cavidad oral, faringe, laringe, esófago, colon-recto, mama (mujer) y hepatocarcinoma.

-El alcohol es una sustancia adictiva que puede ocasionar dependencia, tolerancia y síndrome de abstinencia.

-También puede producir daños a terceras personas: accidentes de tráfico, violencia, Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal, robos, agresiones de cualquier tipo, embarazos no deseados, etc. 

-Así como a la economía y a la sociedad en su conjunto: pérdida de empleo, conductas violentas, pérdidas de productividad, masificación en la Atención Sanitaria, etc. 

Como muestran los datos, el consumo de alcohol siempre conlleva consecuencias negativas para uno mismo y para los demás. Piensa dos veces antes de comprar el alcohol de estos días.

Pero, aún sabiendo los riesgos... ¿Por qué seguimos consumiendo alcohol? Porque muchos de nosotros, tenemos ciertos “mitos” o “leyendas urbanas” sobre el mismo, que hemos escuchado siempre, transmitidos “de boca en boca”, de generación en generación, que se han ido instaurando en la creencia popular. Estos mitos son peligrosos porque incitan al consumo de alcohol y porque no están basados en ningún criterio científico. Algunas de estas creencias populares que en alguna ocasión seguro que hemos escuchado son:

-“Da mala suerte brindar con agua”. Por supuesto que no está demostrado, esto son supersticiones como que da mala suerte que se caiga la sal a la mesa, que se rompa un espejo o cruzarte con un gato negro.

-“Total, un día es un día. Puedo beber la cantidad que quiera”. Esto es lo que los expertos llaman “consumo intensivo”: gran cantidad de alcohol ingerida en muy poco tiempo. Las Autoridades Sanitarias desaconsejan siempre cualquier consumo de alcohol y, más en concreto, de manera intensa. Los riesgos siempre están, independientemente del tiempo pasado desde la última vez que bebiste, o de que normalmente no consumas; los estudios confirman que los riesgos son los mismos, incluso más, para la persona que bebe ocasionalmente como para el que lo hace solo una noche.

-“El vino y la cerveza no son tan malos, hay otras bebidas peores”. En realidad, los últimos estudios que se han hecho al respecto, indican que igual de peligrosas son las bebidas fermentadas (vino y cerveza) que las bebidas destiladas (licores), no hay diferencias entre ambos tipos de bebida y sus efectos a nivel de salud. Incluso este menor riesgo percibido puede conllevar a una mayor cantidad de ingesta y, por tanto, mayor riesgo.

-“El alcohol es un digestivo que ayuda a bajar la comilona. El alcohol afecta negativamente al sistema digestivo como hemos apuntado, pudiendo provocar cáncer de estómago, esófago, etc.

-“Soy más simpático/a, caigo mejor, soy más atrevido/a o divertido/a cuando voy un “pelín” bebido/a”. Si es así, piensa que quizá, más que alcohol, lo que más te va a ayudar a relacionarte con los demás es adquirir o mejorar tus habilidades sociales además de reflexionar sobre el concepto que tienes de ti mismo/a.

Cuestiona todas estas leyendas y creencias falsas, y otras tantas que podrás escuchar estos días, reflexiona sobre su veracidad y, ante la duda, infórmate en sitios adecuados, ten claro que puedes ser transmisor a su vez de estos mitos a las siguientes generaciones.

Presta especial cuidado puesto que son días de juntarnos con la familia, encuentros en los que estarán los más pequeños de la casa, recordad que los padres somos el mejor ejemplo en materia de prevención, pero también lo son, los abuelos, tíos, y/o cualquier otro familiar cercano con el que se relacionen los niños y las niñas. ¿Cuál es la lección que quieres enseñarles?

Pero si todo lo anterior no te ha hecho ya reflexionar y sigues pensando que vas a beber alcohol para celebrar las fiestas, te proponemos el siguiente reto: Días libres de Alcohol.

-Antes de que empiecen las diferentes celebraciones, decide dos días a la semana de todas estas Navidades en las que no vas a consumir alcohol: podemos plantearnos beber en Nochebuena y Navidad, pero no, en Nochevieja y Año Nuevo; cualquier combinación de días es posible, lo importante es no consumir durante dos días a la semana en estas fiestas. Estaremos encantados de que nos cuentes qué tal te ha ido.

Si quieres unirte al reto pero no te ves capaz, puedes dirigirte al 976179230 y preguntar por el Plan de Prevención de Adicciones o escribir un correo a prevencióEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Plan Comarcal de Prevención de Adicciones

 

 

 

¿Quiénes somos?

976 179 230

Avda Constitucion, 16
50770 Quinto
Zaragoza (España)

Image

Municipal

Comarca

Instagram