fecha actual
Clear Sky

27.88°C

Quinto

Bienvenido otoño: Cómo prepararnos para el cambio de estación

Otoño

Se acabó el verano, las tapitas, las cañitas y las vacaciones. Y con el otoño llega el cambio repentino de temperatura, la disminución de las horas de luz… y estos cambios nos afectan considerablemente, llegando a provocar lo que se conoce como astenia estacional.

Esto se debe a una hormona: la melatonina. Con la bajada de horas de luz, se vuelve a regular su secreción, pudiendo provocar la bajada de otra hormona, la serotonina u hormona de la felicidad. Así pues, podemos encontrarnos más cansados, apáticos, somnolientos, faltos de energía o tristes.

Así que vamos a ver unos sencillos pasos para evitar estos síntomas:

1. Toma el sol al menos 10 minutos al día. Si puede ser con un paseo que te oxigene un poco, será mejor aún. No olvides tu protección solar, el sol aun puede quemar.

2. Realiza ejercicio físico: si te desvelas por la noche, evita que sea a última hora de la tarde, ya que te activa todavía más. Elige mejor la mañana o el mediodía.

3. Duerme lo necesario: deja el móvil después de cenar, busca un buen libro y si el cuerpo te pide irte a la cama antes, y puedes, adelante. Forma parte de la regulación de la melatonina. No vayas en contra del sueño.

4. Sigue una dieta equilibrada y balanceada. Si sientes que te cuesta dormir, aboga por tomar hidratos de carbono por la noche. No, no engordan (engordas si comes en general más comida de la cuenta y no te mueves)
Opta por una sencilla crema de calabacín o calabaza roja, una sopa de verduras con fideos de arroz, una sencilla ensalada de canónigos con pasta de legumbre, aguacate y algún fruto seco. Opciones sencillas que harán que descanses mejor.

5. Busca tiempo para ti: no te dejes llevar por la rutina de nuevo y trata de encontrar esos momentos que has tenido en vacaciones para ti. Es necesario para tu cuerpo y tu mente.

6. Fortalece tu sistema inmune: con la caída de las temperaturas, llegan los primeros resfriados y constipados. Evítalos reforzando tus defensas tomando polen de abeja, equinácea, propóleo, tomillo, llantén… La vitamina C también será una gran aliada, así como la vitamina D: tomar cítricos, huevos, proteína de calidad, verduras de hoja verde… te ayudará a tener esas vitaminas a tope y si no, siempre puedes suplementar durante estos meses.

7. Acude a tu profesional de confianza si ves que estos consejos no surten efecto: si ves que aun a pesar de hacer todo lo anterior no logras encontrarte mejor, acude a tu profesional de confianza. A veces, los excesos del verano, hacen que nuestro sistema de depuración no se encuentre muy bien y no funcione como debería: un buen diagnóstico, hacer una depuración o ayunos supervisados, eliminar ciertos alimentos de tu dieta y retomar todo poco a poco puede hacer que te sientas mejor.

Así que, ya sabes, tómate el otoño con calma, es otro nuevo ciclo, como me gusta a mí llamarlo, un nuevo comienzo de año, de curso, cargado de oportunidades.

Afróntalo de la mejor manera posible y si aun con todo esto, no lo logras, ya sabes cómo localizarme.

¡Feliz otoño!

Pilar Jardiel, fisioterapeuta colegiada nº 433

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

¿Quiénes somos?

976 179 230

Avda Constitucion, 16
50770 Quinto
Zaragoza (España)

Image

Municipal

Comarca

Instagram