Lunes 19 Abril 2021

Periodismo en pandemia

Periodismo en pandemia

Aunque la gente no suela caer en la cuenta cuando piensa en trabajos esenciales, los medios de comunicación (los grandes y también los pequeños) tampoco han parado en esta pandemia. Siempre se les critica muy a la ligera (por su posicionamiento político, por su línea editorial, por sus inexactitudes, por sus errores, por no hablar de cosas de las que se debería hablar…), pero lo cierto es que su labor ha sido y es la ventana al mundo que nos permite saber qué está pasando más allá de donde alcanza nuestra vista.

Así que, en un tiempo en el que todos los colectivos reclaman para sí mismos la etiqueta de ‘esenciales’, me vais a permitir que yo también haga un poco de corporativismo.

Y es que resulta que los medios de comunicación, que son, -o deberían ser- un servicio público que garantiza el derecho constitucional de los ciudadanos a estar informados, no están exentos de miserias. Y las miserias de este oficio (el mejor del mundo, como decía Gabriel García Márquez) son muchas, muy serias y muy profundas. A un sector dado al intrusismo profesional que vive desde hace más de una década en una crisis permanente por no haber sabido encontrar el modelo de negocio tras la llegada de Internet y las redes sociales, ha habido que sumarle las consecuencias de la pandemia, que también ha impactado en el empleo periodístico y ha supuesto la caída en picado del mercado publicitario. La cifra de periodistas parados aumentó un 29,1% entre enero y septiembre de 2020 y, aunque la mala retribución sigue siendo el principal problema profesional, el paro, la precariedad, la falta de independencia de los medios y las presiones que sufren los periodistas en el ejercicio profesional le siguen de cerca.

Por supuesto, todos esto no solo se ha traducido en la pérdida de periodistas en los medios, sino también en el cierre de medios de comunicación enteros. Y eso es muy mala noticia para todos. Porque la pérdida de un medio de comunicación es tapiar una ventana que tenía su propia y particular visión del mundo. Y el paisaje nunca se verá igual desde otra ventana. Por cada medio que cierra desaparece una perspectiva, una forma de contar lo que ocurre, una visión que aportaba su propia voz a la construcción conjunta de una sociedad que está condenada a entenderse desde la diversidad. Por eso, es una tragedia que de esta crisis salgamos con menos pluralidad informativa, y no deberíamos permitirlo. Porque eso nos debilita a todos como conjunto. A todos. También a los que dicen que prefieren no ver las noticias porque así viven más tranquilos.

Porque no hay democracia sin periodismo; y no hay periodismo sin periodistas; y no hay periodistas sin unas condiciones dignas.

Y porque todos, hasta los que muchas veces no lo parece, somos esenciales para salir de esta.

 

Esther Aniento, periodista

Ayuntamiento de Cinco Olivas
Ayuntamiento de Alforque

Próximas Actividades

Calendario de Actividades

Abril 2021
D L M X J V S
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
Hnos Tolón

Vídeo destacado

PROMOCIONES